APUNTES EXEGETICOS SOBRE EL LIBRO BOCONOITO EN EL CAMINO DE LA HISTORIA (II)

Destacadas Opinión

El libro del cual les he venido hablando (Boconoíto en el Camino de la Historia), forma parte de una colección de obras memoriosas, donde se publicaron 14 enjundiosos trabajos, escritos y organizados por los cronistas oficiales del estado portuguesa, es decir, uno de cada municipio, bajo el patrocinio del ICEP (Instituto de Cultura del Estado Portuguesa), en regencia de la Lic. Gumersinda Hidalgo, durante el gobierno de la Doctora Antonia Elena Muñoz.
En este sentido, podemos afirmar que aunque se establecieron algunos parámetros, para la elaboración de estos trabajos, el estudio y la investigación hubo que adaptarle a ciertas realidades, es decir, basarse en elementos reales de nuestra historia contemporánea y, en referencias auténticas de las más diversas épocas, pero tratando de hacer una ilación cronológica que nos ofreciera o iluminase una ruta real, hacia la consecución de unas memorias claras, las cuales a la vez, pudieran servir de guía a las generaciones sucesoras, es decir, una especie de hoja de ruta para cuando éstos -jóvenes hoy- intenten reconstruir su pasado o hurgar por cualquier razón en los anales de la historia, tengan de dónde echar mano.
Tiempo transcurrido, lugares exóticos, personajes coloridos y algunos hechos que rayan en lo ficcional, se mezclan en el cuerpo de una narrativa con cierta brillantez, lo cual hace más agradable y viable nuestra manera de contar la historia pasada y presente, convirtiendo el texto -según observó el profesor Yorman Tovar, prologuista de la obra- en una especie de historia novelada, que facilita la comprensión del neo lector. Pues, aquí al mismo tiempo, usted podrá encontrar un mensaje mixto, socio-cultural. Lo esotérico haciendo juego con la mitología griega y romana para crear un fantasma en la jungla ribereña del río Bocono, ese que baja precipitado entre pedregales y rumores lebrunos, desde la alta cordillera, para con sus cantos linfáticos exorcizar sus propios mitos, mientras huye despavorido hacia el corazón de la sabana.
Las plantas, los animales y aún y los objetos inanimados responden positivamente al encuentro con los seres que reconocen las leyes de la naturaleza. He ahí que, es normal observar grupos de personas admirando los detalles de la fronda alrededor de aquella laguna (Presa Manuel Palacio Fajardo) de inobjetables encantos, donde según la leyenda “una legión de duendes o duendecillos, guardan cuidadosamente su entorno”.
Pues, si la ciencia está al servicio de la verdad pura y el arte al servicio de la belleza pura, la cultura está al servicio del perfeccionamiento de la personalidad y al desarrollo intelectual del individuo; porque según Liborio De la Torre: “la cultura, en su esencia, es lo que nos queda en el subconsciente, después de haber olvidado todo lo que aprendimos”.
Rescatar del olvido y reconstruir dentro del corazón esas memorias, no es tarea fácil, porque el silencio al que muchas veces estamos sometidos, hacen mella en nuestros esfuerzos, hasta doblegar muchas veces los propios instintos y la fortaleza de la razón. Cada capítulo de este libro, está concebido como una unidad, pudiendo leerse de manera autónoma, respecto al resto del volumen. En tanto, digerir el sentido no sólo histórico sino filosófico del conjunto, es un esfuerzo que comienza superando o desechando lo que de legendario se pueda encontrar, sin olvidar que nada surgió por casualidad.
 DEL AUTOR:
*Poeta. Escritor. Maestro Honorario del Centro Nacional de Historia y UNEARTE, Venezuela. Miembro de Número de la Academia de Historia Ramón Nonato Pérez, Trinidad Casanare y Miembro Correspondiente de la Academia de Historia Antonio Nariño, Bogotá Colombia. Cronista de Boconoíto.